Empleabilidad y situación o riesgo de exclusión social de las personas desempleadas mayores de 50 años

Empleabilidad y situación o riesgo de exclusión social de las personas desempleadas mayores de 50 años

Desde los Programas E-laboras en Cartagena y Murcia (programas de la mejora de la Empleabilidad para personas en situación o riesgo de exclusión social), nos encontramos con un sector de participantes, los y las mayores de 50 añoscon importantes dificultades para la incorporación laboral y el acceso a los subsidios.

El mercado laboral se ha visto fuertemente golpeado por la actual crisis sanitaria. Además la brecha de género, perdura en el desempleo sénior,los datos apuntan a que el perfil del nuevo parado/a de más de 50 años, es el de una mujer entre los 50 y los 54 años que perdió su trabajo al inicio de la pandemia, siendo casi el doble, que el de los hombres.

Algunas tendencias del mercado laboral son las siguientes:

  • Un crecimiento de la segmentación ocupacional, que tiende a fortalecer dos tipos de trabajos muy diferentes: los muy cualificados, y los muy poco o nada cualificados.
  • Un incremento significativo del paro estructural, que provoca que determinados grupos (mujeres y mayores) tengan muchas dificultades para salir de la situación de desempleo.
  • Un deterioro de las condiciones de trabajo y un aumento de la precariedad laboral para determinados colectivos.

            Uno de los principales problemas que encuentran las personas de más de 50 años a la hora de acceder a prestaciones SEPE, es la falta de tiempo cotizado,  aun habiendo trabajado. En la mayoría  de los casos son mujeres que han estado empleadas durante años sin que constara para la Seguridad Social.Otro motivo de la falta de cotización, es el caso de las parejas de autónomos, donde era solo el hombre el que estaban dado de alta.

Estas situaciones hacen que cuando se gestionan prestaciones, las personas no tengan derecho por incumplir el tiempo de cotización. En el caso de las jubilaciones, esta situación se agrava, al no poder acceder a pensiones contributivas, por lo que les dificulta asumir gastos básicos: como alquiler, luz, agua, alimentos…

Estas realidades sumadas a los factores personales de cada participante, hace necesario realizar itinerarios amplios y con recursos suficientes que les permitan la consecución de los objetivos acordados al inicio de los itinerarios.

            Los Programas E-labora están financiados en un  80% por el Fondo Social Europeo y en un 20% por el Instituto Murciano de Acción Social (IMAS) en el marco del Programa Operativo Regional FSE 2014-2020.

Categorías

¡Compártelo!

Últimas noticias

Tabla de contenidos

Últimas noticias

contáctanos

Si tienes dudas sobre nuestras áreas de intervención, sugerencias o simplemente quieres más información para hacerte socio, colaborar o formar parte de nuestro equipo como voluntario o trabajador…

¡No dudes en contactarnos!